“No tengas miedo de renunciar a lo bueno para perseguir lo grandioso.” Jesu Montero

“No tengas miedo de renunciar a lo bueno para perseguir lo grandioso.” Jesu Montero

Dejar un trabajo estable para empezar un camino independiente es como tirarse a la piscina sin saber nadar. Nadie sabe "ser emprendedor", no hay reglas ni instrucciones, y para cada rubro son caminos diferentes. ¿Miedo? si, aterrador. 

 

La incertidumbre es fuerte; qué podría pasar, cómo funciona, cómo manejo mis finanzas, me irá bien? me irá mal?. Dejar un puesto de trabajo seguro que te da estabilidad económica muchas veces tira más que la idea de ser libre y darle forma a los sueños. Pero se puede, y una vez que se hace, las sensaciones de adrenalina, liberación, empoderamiento, orgullo y felicidad se sienten increíble. 

 

No siempre es fácil, no siempre estás arriba. Más bien, es como una montaña rusa. Hay días o meses que el éxito es rotundo, que crees que ya vas "de aquí a hollywood", como hay días que vuelves a preguntarte "por qué cresta lo hice".

Pero esa montaña rusa te mantiene en el mejor ejercicio de la vida. No hay mejor autoconocimiento que estar arriba y estar abajo, y que con ciertas crisis vuelva a flote la idea inicial de por qué emprendiste. Al final, esa montaña rusa, por irónico que suene, es tu cable a tierra. Gracias a ese vaivén, recuerdas y vuelves a reafirmar tus sueños.

 

Cuando partí, no sabía bien qué estaba haciendo y creo que hasta el día de hoy no descubro aún para dónde voy. Llevo dos años como fotógrafa independiente, sin haber estudiado fotografía, quién lo diría. La práctica me ha ido entregando los conocimientos que no hice en una carrera. Partió como hobby, que entre ensayo y error me llevó a trabajar en ello. Me muevo en un rubro que es muy competitivo, pero he tenido la suerte de rodearme y conocer personas muy amables en sus conocimientos, mujeres increíbles haciendo lo mismo que yo, que de alguna forma me han hecho sentir acompañada en este camino, eso es clave.

Disfruto y aprendo infinito de cada sesión y de cada persona. He ido aprendiendo tips técnicos a través de la experiencia, pero lo mejor es que he desarrollado de a poco la sensibilidad de captar ciertas cosas, sensaciones y emociones de quien/qué estoy fotografiando y conectar con eso, es increíble, me entrega y llena demasiado.

 

Emprender tiene un montón de miedos, pero a la vez un montón de beneficios y oportunidades. La flexibilidad de no depender de nadie es increíble, aprender a ordenarse logrando independencia financiera siendo tu propio jefe es muy satisfactorio, pero darte cuenta que te estás dedicando a lo que realmente te motiva levantarte en las mañanas, es lo más lindo de todo. Quién sabe si el día de mañana eso deja un legado para alguien? Hay que actuar a pesar del miedo, la vida es corta, es rápida y el momento es ahora.

 

 

“No tengas miedo de renunciar a lo bueno para perseguir lo grandioso.” - John d rockefeller

0 comentarios

Dejar un comentario

Todos los comentarios del blog se comprueban antes de su publicación