Yamas y Niyamas. Vida en conciencia, armonía y profundo estado de amor y paz contribuyendo al bienestar general.

Yamas y Niyamas. Vida en conciencia, armonía y profundo estado de amor y paz contribuyendo al bienestar general.

Yamas

 Durante miles de años, muchas personas se han conectado y beneficiado a través del yoga utilizando diversos métodos como asanas (posturas), técnicas de respiración, la práctica de la concentración, meditación, entre muchas otras. Sin embargo, es importante entender el enfoque integral y el extenso conocimiento energético/ espiritual que el yoga nos ofrece, el cual va mucho mas allá del bienestar físico.

Este espacio esta dedicado a los Yamas y Niyamas, el código ético que el yoga busca transmitirnos. Estos códigos buscan ensenarnos a como relacionarnos con nosotras mismas y con el entorno potenciando una vida en conciencia, armonía y profundo estado de amor y paz contribuyendo al bienestar general. También se conoce como la conducta del yoga por el cual se rigen todos los maestros yoguis para alcanzar la auto-realización que en palabras simples es la conexión con un estado de amor profundo y expansivo.

 

 

  1. Ahimsa (No violencia)

 

Probablemente la enseñanza mas profunda e importante que el yoga nos entrega. El primer yama es la base del camino del yoga y de todos los otros yamas y niyamas. Si siempre actuamos desde un amor puro, profundo, desinteresado y expansivo por consecuencia los otros yamas y niyamas serán cumplidos y se alcanzara el fin ultimo del yoga.

 

¿En que se basa relacionarnos desde la no violencia?

Relacionarnos, tanto con nosotros mismos como con otros, desde el amor y desde la gentileza. Se busca practicar que nuestras acciones y pensamientos contribuyan a expandir positividad y alegría en todos los seres en lugar de generar impactos negativos.

Al cultivar la no violencia potenciamos el amor, una energía expansiva, abundante y enriquecedora.

 

Este yama nos invita a observar nuestro dialogo interno, hacernos consientes desde donde nos hablamos, que palabras utilizamos, que energía nos estamos entregando, que intención ponemos a lo que estamos haciendo,como nos tratamos a nosotras y a lo que nos rodea. Se busca dejar de lado todo tipo palabras o pensamientos que nos causen danos como juicos, criticas, comparaciones, exigencias, presión, entre muchos otros que nos alejan de nuestra esencia y naturaleza alegre, pura y sagrada.

Al relacionarnos desde un amor profundo somos capaces de conectar con nuestra sabiduría interna, nuestra intuición y nuestra esencia facilitándonos tomar decisiones que potencian nuestro bienestar, impulsando el crecimiento y desarrollándonos de manera completa y abundante. Asi, logramos conectar con nuestra mejor versión a diario y ayudamos a que los que nos rodean también sigan este camino impulsando un bienestar mayor. Este principio es la fuerza impulsora detrás de todas las decisiones y los comportamientos que tomamos. Desde la comida, los productos y los hábitos que potenciamos hasta la interacción con todos los que nos rodean.

 

  1. Satya(Veracidad)

La palabra 'sat' se traduce literalmente como 'verdadera esencia' o 'verdadera naturaleza'.  Este yama nos invita a actuar siempre desde nuestra propia verdad, desde lo que nos hace sentido, nos mueve y nos motiva. Significa ser fiel a mi misma en cuanto a lo que creo, en cuanto a lo que me apasiona y lo que quiero para mi vida así como también para lo que no quiero. La honestidad completa con nosotros mismos requiere que nos demos un espacio de quietud, pausa y reflexión para conocernos y alinearnos con nuestro propósito en la tierra, hacernos consientes de lo que nos hace sentir plenos, vibrantes y vitales y así poder cultivarlo, respetarlo y compartirlo hacia el exterior.

 

Muy seguido nos identificamos completamente con nuestras incontrolables emociones y pensamientos (muchas veces exagerados);” No soy suficiente por...' o 'No puedo porque…'; “Debería haber hecho…”; “Hubiera sido mejor si….”

Cuando reaccionamos instantáneamente a situaciones o pensamientos en un nivel puramente emocional y poco consientes, estamos pasando por alto la verdad de nuestra naturaleza y generalmente estamos actuando desde un lugar de miedo y condicionamiento. Son precisamente estas fluctuaciones de la mente los que buscamos aliviar a través de generar conciencia en el día a día con una práctica de yoga constante.  De esta manera, buscamos mantenernos conectadas con nuestra esencia, con nuestra versión mas elevada, divina y significativa. Cuando internalizamos que no somos nuestros pensamientos, vamos agrandamos la brecha entre lo que pensamos que somos a veces (el ego) y lo que realmente somos (seres completos y expansivos).

 

Al continuar practicando y actuando desde nuestra verdad, las experiencias que vivimos se convierten en los resultados de esta honestidad, y dejan de ser resultados basados en el miedo o la ignorancia. Conocernos y estar en contacto con los que nos mueve y nos hace felices nos entrega la posibilidad de tomar decisiones desde el amor y nuestra sabiduría interna. Atrayendo mas de esta energía a nuestras vidas y ayudadnos a favorecer experiencias positivas.

 

Una práctica que podemos utilizar para des identificarnos con los pensamientos irracionales es darnos un espacio y momento para simplemente observar cada pensamiento a medida que surge buscando tomar distancia de el (sin emitir ningún tipo de juicio), observándolo a medida que pasa sin apegarnos ni relacionarnos con el (como si estuviéramos viendo una película, algo externo). Aprender y aceptar que todas las emociones y situaciones son fluctuantes e impermanentes.

 

 

3.     Asteya (No robar)

 

Para hablar de este yama es importante identificar La causa raíz de asteya. La sensación de "No soy o no tengo lo suficiente para estar completo". En el momento en que sentimos una sensación de "falta" en la vida, surge el deseo y la codicia. Comenzamos a buscar algo externo para llenar esa sensación de "vacío" o Carencia que lleva a estados de inseguridad, sentirse ‘incompleto’ o “no realizado”. Estas sensaciones son lo que este yama busca que trabajemos a través de desarrollar nuestra conexión con la abundancia, nuestro poder creativo y el reconocimiento de que somos seres completos y perfectos con capacidad y potencial ilimitado para cumplir todos nuestros sueños y proyectos.

 La palabra yoga significa “unión: o, esencialmente, volverse 'completo', es decir la conexión con nuestra mejor versión y ser espiritual. Mediante la practica de yoga buscamos entender que ya somos todo lo que queremos ser, que ya tenemos todo lo que buscamos, y que somos suficientes y seres merecedores de vivir una vida en abundancia, armonía y rodeada de goce, alegría y amor al ser parte de un todo. Es importante tener en cuenta que cualquier sensación de carencia o falta es solo un temor generado desde el ego, y no es nuestra naturaleza.

 

Ejercicio: Practicar y conectar con la abundancia

Al menos en algún momento del día, regálate un espacio para Reconocer, agradecer y celebrar todo lo bueno que ya habita en tu vida, relaciónate contigo desde la energía de 'Abundancia' y potencial ilimitado. Practicar el saber que tenemos todo lo que necesitamos, y que hay una energía disponible ilimitada a nuestro alrededor es una parte fundamental para reconocer y conectar con el amor que nos rodea.La gratitud, reconocimiento y celebración de todo lo que has logrado, de todo el amor que te rodea es esencial para potenciar las energías expansivas, cultivar el amor propio y seguir potenciado esta energía en tu vida.

 

4.     Brahmacharya (El buen uso de energía):

 

Este yama nos invita a revisar cómo estamos utilizando y a donde dirigimos / invertimos nuestra energía. Es importante reconocer que somos seres energéticos, donde enfocamos nuestro poder, pensamientos, acciones y energía es lo que vamos a elegir potenciar. Es nuestra manera de comunicarnos con el universo y el universo responderá con esa misma frecuencia vibratoria. Si logramos reconocer y alinear nuestra energía a lo que realmente nos hace vibrar es cuando abren posibilidades y ocurre la magia.

 

Brahmacharya nos ensena a alejar nuestra energía de los constantes deseos externos, y el exceso de placeres superficiales y transitorios que a veces nos distraen y nos hacen perder el foco de lo que nos hace sentir plenas, en vez, nos invita dirigir nuestra energía en la búsqueda y mantención de paz dentro de nosotras mismas.

Intenta identificar hacia dónde estas dirigiendo su energía. Observa que emociones son mas recurrentes mientras transitas tus días y realizas tus tareas regulares. Observa que intenciones le dedicas a las cosas que haces y las personas que te rodean. Recuerda que Somos seres vibracionales; podemos vibrar en armonía o tensión dependiendo de como nos estamos sintiendo. Si no somos consientes de este yama puede ocurrir que una gran parte de nuestra energía se pierde en la preocupación o anticipación por situaciones/cosas (que a veces ni siquiera ocurren) que realmente no nos aportan o simplemente invertimos energía de manera negativa (criticándonos, juzgándonos, comparándonos, sobre exigiéndonos, entre muchas otras). En realidad, lo que estamos haciendo en estos casos es vibrar en la frecuencia de la falta y de la escasez, entregando un mensaje que nos somos suficientes cuando en realidad somos completas, perfectas y maravillosas, tenemos todo para vibrar en la abundancia y el amor.

 

Para conectar con nuestra mejor versión y utilizar nuestra energía de forma positiva, primero debemos conocernos y aprender a escuchar lo que nuestra mente y cuerpo necesita. Al tomar conciencia de nuestros niveles de energía y escuchar realmente lo que necesitamos, podemos tomar decisiones desde el amor y nuestra intuición para seguir potenciando nuestro bienestar y entrar en un ciclo virtuoso de energía expansiva. Recuerda que tu energía es poderosa y la elección de donde invertirla si hace una diferencia, ¡empodérate!

Busca darte un espacio y algunos momentos al día para conectar con algo que realmente traiga toda tu presencia a ese momento. Busca instancias que te haga sentir inspirada, agradecida y alegre, un espacio donde puedas hacer fluir toda tu energía creadora en lo que estas haciendo ,volviéndote un canal de energía radiante y expansiva. Así lograras elevar tu frecuencia vibratoria y serás una especia de imán para atraer mas positividad a tu vida. Evita invertir energía en situaciones que te desgasten y que produzcan negatividad en ti y/o en otros. Gran parte del amor propio es cuidar nuestra energía y respetar nuestros limites, a veces lo mejor que podemos hacer es soltar el control, dejar ir y permitir que la intuición nos guie.

Aparigraha (no codicia o no apego)  

Este importante yama nos ensena a vivir eligiendo solo lo que necesitamos, mantener lo que nos sirve y hace bien en el momento, y aprender a dejar ir cuando sea el momento. Cuanto más nos apegamos a lo material o a experiencias, incluso a emociones más nos agobiamos con el miedo a no tenerlo, a no sentirnos completos. Resulta ser una gran perdida y carga tanto física (de mantener y cuidar el exceso de posesiones materiales) como energética.

En este contexto, buscamos entender que no debemos preocuparnos por el resultado de una situación, solo debemos preocuparnos por lo que estamos haciendo en este momento y enfocarnos en dar lo mejor de nosotras mismas mientras trabajamos para lograr ese resultado. Aparigraha nos ofrece una profunda libertad: la libertad de trabajar y hacer lo que amamos sin preocuparnos por el resultado, la libertad de no depender de lo material y experiencias externas para sentir dicha y felicidad, y la libertad de experimentar todo lo que la vida nos ofrece en el momento presente sin ningún tipo de apego, expectativa o preocupación.

Observa lo que sucede cuando aplicas este yama a tu vida, ¿qué sucede cuando simplemente dejas ir?  ¿Cuando no esperas nada? Intenta actuar sin expectativas, sin anticipaciones, sin agenda y ve que sucede. Muchas veces la vida resultara sorprendiéndote.

  Aparigraha en la practica de yoga Para los yoguis, aplicar aparigraha puede ser excepcionalmente valioso durante nuestra practica. El progreso en nuestra práctica es motivador, pero no tiene por qué ser nuestro objetivo. La alegría y goce puro de la práctica, de un espacio contigo, de dedicarte un tiempo para tu respiración es la mayor retribución en sí misma. Observa lo liberador que es practicar sin un objetivo especifico, sin una agenda. Simplemente mover y fluir con nuestros cuerpos de una forma que se sienta bien. Si practicamos por el amor a practicar, por el amor a nosotras mismas, con la intención de darnos un espacio de conexión, todos los impactos positivos del yoga irán floreciendo en nuestra vida.

Podríamos considerar los yamas como practicas externas para vivir en sociedad y los niyamas como practicas internas, para mejorar la relación con nosotros mismos.

Niyamas

Los niyamas  son la segunda rama de los 8 pasos del yoga. Un niyama es una práctica o habito positivo, dedicada a la auto purificación de nuestro ser. Los niayamas nos  enseñan a  cómo relacionarnos con nosotras y todo lo que nos rodea para llevar una vida saludable, obtener desarrollo y libertad espiritual.

 

  1. Shaucha: Pureza

 

Literalmente significa pureza, limpieza y claridad. Se refiere a la pureza del cuerpo,  la mente y el habla. También representa la higiene externa e interna, tanto de tu cuerpo, de tus espacios, de tus relaciones como de pensamientos puros, o kriyas (técnicas de limpieza interior).

 

En relación a lo físico. Saucha habla de Mantener tu cuerpo limpio y saludable. Lo que comemos, los productos que utilizamos y nuestros hábitos tienen un impacto directo en la salud y bienestar.  Por eso, la nutrición y cuidado apropiado también es un reflejo de amor propio. Cuando yo amo algo lo reflejo mediante el cuidado que le entrego. Esta niyama nos invita a desarrollar conciencia y conocimiento sobre nosotras y lo que necesitamos para sentirnos saludables, vitales y vibrantes. Es importante tener en cuenta que Purificando y manteniendo nuestros espacios y cuerpos limpios también purificamos la mente y el corazón.

 

En cuanto a la mente, saucha hace referencia a la calidad de nuestros pensamientos. Potenciar pensamientos negativos  como juicios, criticas, especulaciones, entre muchos otros nos va volviendo rígidas, cerradas y excesivamente estructuras e identificadas con una idea. Limitando nuestra capacidad de abrirnos, expandirnos y conectar con la abundante energía disponible del momento presente. Saucha nos invita a cultivar pensamientos puros, amorosos, expansivos y una mente receptiva, abierta  y compasiva.

 

Con saucha buscamos conectar con las ideas que se alinean a nuestro propósito, a nuestro bienestar y alegría y la de los que nos rodean.

Empieza por identificar que tipo de pensamientos son mas recurrentes en tus días, tus hábitos, tus patrones y luego busca “re frasearlos” de manera positiva:

Ejemplo

  1. “ No puedo hacer tal cosa porque no tengo tiempo”
  2. “ Todo lo que me hace feliz tiene un espacio en mi vida”

 

En segundo lugar , conecta con la energía de gratitud. Reconoce toda la abundancia que ya habita en tu vida y agradece por todo el amor que te rodea, veras como cuando enfocas tu energía en lo positivo esta energía se expande, atrae y potencia mas energía positiva y lo bueno en tu vida se multiplica.

 

Por ultimo meditación y practica de yoga, aunque sean unos pocos minutos. Regálate un espacio contigo, un espacio seguro, un espacio de contención, libre de cualquier tipo de juicio, exigencia, expectativa, autocritica o cualquier forma de presión. Simplemente respira, escúchate, siéntete y conócete.   Veras como al cultivar este espacio darás la posibilidad a que el amor propio se vaya expandiendo.

 

Finalmente, Saucha en el habla. Nuestras palabras son nuestros pensamientos siendo materializados. Saucha nos invita a generar conciencia sobre las palabras con las que nos dirigimos a otros y nosotros mismos, saucha busca favorecer un habla pura, positiva, amorosa en cuanto a nosotros, nuestro cuerpo , nuestros sueños, ideas, proyectos como una manera de bañarlos en energía positiva y abundante. Por el contrario, evita hablar desde el miedo, la incertidumbre, la ambición, los celos, desesperanza y energías poco expansivas.

 

Ejemplo

  1. “ Yo nunca voy a poder lograr ….. porque no tengo plata/ porque no soy suficiente/ porque no tengo el talento/porque (cualquier explicación de la mente)”
  2. “Todo en lo que invierto mi energía prospera, florece y da frutos de manera abundante y natural”

Las palabras crean realidades, habla maravillas de ti y de los que te rodean y luego observa como se siente, esto nos ayuda a tomar responsabilidad de las realidades y escenarios que vas creando constantemente. Busca ser un impacto positivo en las personas, lugares, criaturas y el ambiente que te rodea. Intenta siempre de dejar lugares lugares que visitas con una mejor energía de lo que los encontraste, busca ser puro y veras como esta energía empieza a fluir en tu vida

 

 

  1. Santosha: Contentamiento/ Satisfacción completa/ aceptación total.

 

Es una manera de relacionarnos con nuestra vida y situaciones desde la aceptación, desde la receptividad y por sobre todo relacionarnos desde lo que es  y no desde lo que nos gustaría que fuera. Al enfocarnos en “lo que nos gustaría que fuera” o “lo que falta” o “como podría ser mejor” nos relacionamos con una energía de la escasez, de lo que no tenemos, energía de “ la falta”. Aprender a disfrutar de lo que si esta disponible es esencial para conectar con el placer de la vida, con el goce de estar vivos , con la alegría de experimentar la abundancia que el mundo ofrece en todo momento. El contentamiento es una practica especialmente trabajada desde el interior, no se puede buscar la aceptación en experiencias externas.

Busca encontrar placer en recibir La luz del sol, la salud, una pequeña brisa, una buena conversación, risas, familia, un libro, ser capaz de expresarte libremente, ser capaz de moverte libremente y todas las infinitas razones que tenemos para agradecer.

 Al practicar santosha cultivamos una sensación de liberación;  liberación de deseos, liberación de control, de querer definir hasta el mínimo detalle de cada situación, liberación de nuestras expectativas,  aprensiones y planes, nos abrimos a recibir y nutrirnos de lo que es, del presente. De esta manera nos abrimos a encontrar la alegría en lo simple.

Santosha busca que desarrollemos una percepción inocente, humilde y desde el amor hacia la vida y situaciones que se nos presentan.

 

 

 

  1. Tapas : Autodisciplina/ esfuerzo/ “fuego interno”/perseverancia

 

Tapas hace referencia a entregar lo mejor de nosotros en lo que hacemos, ponerle esfuerzo y dedicación a nuestros planes propósitos.  Este niyama nos habla de la importancia de la disciplina y perseverancia. De esta forma quemamos la negatividad y las impurezas físicas y mentales. En yoga podríamos ponerlo en práctica a través de la constancia.

El fuego es considerado como un elemento purificador y transformacional. En la practica de yoga La idea es generar un calor interno de purificación no simplemente físico, sino que contiene un componente energético, espiritual y emocional que refleja la purificación de pensamientos y emociones. Tapas simboliza la motivación, dedicación, las ganas y el compromiso de poner nuestro mejor esfuerzo y energía en nosotros mismos y nuestros proyectos. A través de tapas reflejamos nuestra fuerza interna y que nos merecemos invertir tiempo y entusiasmo en cumplir nuestros proyectos, sueños y metas.

 

La practica de yoga (así como la vida ) requieren de un constante esfuerzo y compromiso hacia nosotros. Tapas es una de las maneras en como el yoga empieza a realizar cambios profundos en cada yogui. La dedicación a la practica va generando cambios en el estilo de vida y en las decisiones que tomamos de manera gradual.

Mediante la practica diaria se va entablando un contacto profundo con nuestro lado emocional/ espiritual y al empezar a conocer y conectar con nuestro cuerpo y sus necesidades van creciendo las ganas de cuidarlo, nutrirlo y de amarlo de la mejor manera posible . Esto se ve reflejado en decisiones como comer bien, descansar profundamente, hidratarlo y una serie de decisiones que terminar por cambiar el estilo de vida del yogui desde un deseo interno reflejado en el exterior para alcanzar nuestros objetivos desde un espacio de ecuanimidad, equilibrio y paz.

 

  1. SVADHYAYA: introspección/ aprendizaje

 

Este niyama busca cultivar la practica de introspección y reflexión para aumentar la auto conciencia, la auto comprensión  y el aprendizaje de nosotras mismas.

 

 Para incorporar este niyama podemos empezar por preguntarnos “?como puedo aprender de las experiencias que vivo?”. Abrirme a observar que me pueden mostrar y que puedo incorporar de cada persona, situación o momento que se me presentan.

La invitación es ganar sabiduría espiritual de cada experiencia.

Svadhyaya busca desarrollar nuestra capacidad de reflexionar en vez de querer tener la ultima palabra, la razón o exponer nuestro punto de vista, nos invita a soltar nuestra mentalidad critica para abrirnos a recibir antes de cuestionar/ criticar/reaccionar y cambiarlo para que la situación se adapte a mi.

En otras palabras, es una practica para fomentar la humildad.

 

Este niyama es una excelente oportunidad para tomar una “mentalidad de aprendiz “ con una mente abierta y receptiva para integrar las lecciones de vida que podemos ir incorporando para seguir evolucionando y purificándonos. De esta manera nos recordamos a que la vida es como nosotros queremos recibirla y que somos co-creadores de todas las experiencias que vivimos. Tenemos el poder de decidir como nos afectamos y como nos empoderamos de las cosas que se nos presentan.

 

 

  1. Ishvarapranidhana: devoción/ dedicación/ entrega

 

En este niyama se trabaja la conexión con lo divino. Se trata de practicar la entrega, la devoción, el agradecimiento y el amor en su máxima expresión a un poder superior (puedes llamarlo energía,  Dios, la naturaleza, el universo). Así aceptamos que somos parte de este poder creador y al mismo tiempo que hay algo mas grande que nuestros límites. Este niyama es una oportunidad para liberamos de deseos materiales y mundanos y permitirnos experimentar una satisfacción superior, un estado de goce y dicha completa. Es el entendimiento de que hay un todo, somos parte de algo mas grande , de algo sagrado y divino. Reconocer nuestra naturaleza expansiva es la máxima expresión de amor propio.

 

Al conectar con esta fuerza superior entendemos que tenemos un derecho y una naturaleza  divina de abundancia y amor incondicional, que somos merecedores solo por el hecho de existir. Todos somos parte de este “algo mas grande”, congeniamos con que el bienestar del otro es bienestar tuyo.  Se impulsa y desarrolla un amor incondicional por el regalo de la vida, por la experiencia de lo elevado. En este sentido, nuestras necesidades del plano terrenal y las identificaciones del ego pasan a un segundo plano.

 

Cuando nuestras acciones, pensamientos y comportamiento se ofrecen a un bien superior común,  experimentamos la liberación espiritual.

 

 

 

 

 

 

 

1 comentario

  • fernanda : April 11, 2022

    Muy bueno. A pensar positivo, incorporar los niyama y brillar.

Dejar un comentario

Todos los comentarios del blog se comprueban antes de su publicación