arrow-left icon arrow-right icon behance icon cart icon chevron-left icon chevron-right icon comment icon cross-circle icon cross icon expand-less-solid icon expand-less icon expand-more-solid icon expand-more icon facebook icon flickr icon google-plus icon googleplus icon instagram icon kickstarter icon link icon mail icon menu icon minus icon myspace icon payment-amazon_payments icon payment-american_express icon ApplePay payment-cirrus icon payment-diners_club icon payment-discover icon payment-google icon payment-interac icon payment-jcb icon payment-maestro icon payment-master icon payment-paypal icon payment-shopifypay payment-stripe icon payment-visa icon pinterest-circle icon pinterest icon play-circle-fill icon play-circle-outline icon plus-circle icon plus icon rss icon search icon tumblr icon twitter icon vimeo icon vine icon youtube icon

La Vida en Movimiento por Poly Leal

Escrito por Mali Shop 07 Aug 2019
La Vida en Movimiento por Poly Leal

La vida en sí es movimiento y cambios constantes, es la única variable que está presente en cada día y por esa razón es tan importante y necesario vivir cada momento, porque cada uno de ellos es único, nunca vamos a volver a vivirlo de la misma manera, ni nosotros vamos a ser los mismos. Todo cambia permanentemente, el factor externo no será el mismo sea cual sea el momento exacto que estamos viviendo.

Todo cambia, desde los elementos naturales, el agua, la tierra, las fases de la luna, los cambios de estación, los seres humanos etc. Todo sigue un ciclo y una transformación, esto hace que toda esa energía no se destruya, pero sí va cambiando y eso nos hace estar en constante movimiento, esa sensación es un estado latente en los seres humanos y es ahí cuando tenemos que estar conscientes de lo que está pasando dentro de nosotros. Es ahí cuando comienza el “viaje”. 

Me refiero al “viaje” cuando nos hacemos conscientes de ese movimiento que está dentro de nosotros, que nos obliga a escucharnos, a abrirnos a nuestros sentimientos, a tomar decisiones y sobre todo confiar en ese movimiento interno, ya que no hay mejor sensación ni decisiones que cuando las tomamos de esa manera. Confía. 

Cuando nos escuchamos y nos hacemos conscientes de lo que está pasando dentro de nosotros, nos conectamos también, desde esa realidad, con nuestro entorno y eso nos lleva a fluir, mostrando ese movimiento interior que sentimos hacia los otros seres que nos rodean. 

En mi caso, mi vida siempre ha estado en movimiento, me encanta viajar, moverme, conocer lugares nuevos, sobretodo haciendo deporte ya sea entre mares o montañas, no hay nada que me alegre más, que estar en esa búsqueda y conexión con la naturaleza en sus diferentes estados, lo que me ha llevado a hacer los deportes que he hecho durante toda mi vida. 

Hoy me encuentro viajando, todo se mueve a mi alrededor, aprendo a guiarme por la intuición, ya que estar en constante movimiento también es saber que todo es más inestable, es confiar en lo desconocido, todo es muy diferente a lo que se está acostumbrado, cada día se vive diferente, con mucha intensidad, los lugares, las personas, las culturas. Es una incertidumbre permanente que despierta en mí una inmensa curiosidad hacia lo desconocido, esto genera una adrenalina especial, ya que no sé qué pasará “mañana”. Eso me mantiene alerta y fluyendo en cada momento, y así de a poco me voy sintiendo parte de un todo, ese movimiento es lo que me hace sentir viva.

Al tener ese movimiento en nuestra vida, al atrevernos a salir de lo conocido a lo desconocido, eso nos lleva a una sensación de libertad, uniendo nuestro mundo interior con el exterior ya que somos nuestros propios dueños y creadores de cada día, vamos tomando decisiones de acuerdo a lo que vamos sintiendo …

Y te permites honrarte a ti, a lo que quieres, y se produce tu cambio interno que lo haces tangible a la hora de tomar decisiones libremente. 

¿Qué sería de la vida sin el movimiento?, sin atrevernos a escucharnos y a saber elegir qué queremos aprender, qué queremos vivir y como lo queremos hacer, a escuchar tus más grandes deseos y tus más grandes miedos y aprender a confiar en ti; no hay mejor sensación que atrevernos y  sentirnos libres a la hora de hacerlo, ya que cada uno de nosotros es dueño de su vida, cada uno va a su ritmo y a sus tiempos, pero ese movimiento te lleva a un crecimiento personal, interno, que muchas veces está dormido y no sabemos cómo escucharlo. El movimiento es vida, aprendamos a vivir la vida cómo queremos vivirla, como la queremos conocer, ya que el tiempo vuela pero la buena noticia es que nosotros somos los pilotos. 

Por Poly Leal.

Comentarios

Constanza Orellana - agosto 08 2019

Demasiado lindo lo que escribió ❤️ Sin movimiento no hay aventura eso está claro

Angeles - agosto 08 2019

Está hermoso amiga y muy cierto! seca!!

Dejar un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de publicarse